lunes, 5 de mayo de 2008

¿Hasta cuando San Marcos?

Encontré un post que después de leerlo me dejó la sensación que a uno le queda cuando ve una patada en la ingle: Ouch !!!. Una carta ácida (y hasta cierto punto conservadora) de Álvaro Felipe (un bloggero sanmarquino) para los "estudiantes" adictos a las tomas de locales en San Marcos. No se guarda nada el autor, absoluntamente nada. ¿Qué opinan?, se los copio:
..

Álvaro Felipe, autor del post
¿Hasta cuando San Marcos?
No es novedad de que la fama “real” de la Universidad de San Marcos no es la de la Decana de América ni la de ser la más prestigiosa sino la de tener la mayor cantidad de revoltosos que son capaces de hacer huelga si no les gusta el nombre de su profesor. Ahora se les ha dado por tomar instalaciones y obligar a suspender las clases (lo que perjudica a los estudiantes responsables) porque no les gusta las obras que se ejecutan en la avenida Universitaria y Venezuela.
Indignado ante esta actitud que pudre San Marcos desde hace décadas, les mandé un correíto a estos individuos. Transcribo:
Me sorprende sobremanera la existencia repulsiva, expectorable y virulenta de especímenes tan abyectos y reprobables para una sociedad ordenada como tú y la tira de vagabundos de ínfimo bagaje cultural (y menor aún coeficiente intelectual) que se suman a esas estúpidas medidas que atentan contra los intereses de personas responsables y que buscan un futuro para ellos, su familia y sus hijos.
La gente responsable no tiene tiempo para perderlos con imbéciles cuyo modus vivendi es enmascarar su aura de perdedores a toda costa, aún pisoteando el derecho de los demás a estudiar y a preparase para la vida.
Por si no lo han notado, hatajo de ratas, la gente que postula, ingresa y sigue varios años de carrera lo hace para ir a estudiar no para llegar, a veces sin tomar desayuno en casa o sin un almuerzo, apresurados, habiéndose amanecido leyendo para su examen, y encontrarse con un grupo de seres virulentos atrincherados en la puerta creyendo que sus delirios mentales y sus ínfulas de grandeza le importan a todos. La gente responsable no tiene tiempo para perderlos con imbéciles cuyo modus vivendi es enmascarar su aura de perdedores a toda costa, aún pisoteando el derecho de los demás a estudiar y a preparase para la vida, porque, entiéndanlo bien, asamblea de asnos, no se van a enfrentar a la vida con cartelitos con errores de ortografía ni con pinceles y periódicos viejos. La gente adulta y responsable tienes dos términos para ustedes: mocosos y vagos. Eso resume todo: Mocosos porque a su triste edad no saben como se mueve el mundo, no logran discernir lo correcto de lo incorrecto, ni donde termina el derecho suyo ni el derecho de los demás, mocosos además porque no tienen el cerebro para medir las consecuencias de sus actos (valga un ejemplo ilustrativo, hace dos días, durante la supuesta “toma de la facultad” la puerta de ingreso era resguardada por unas cinco chicas del aspecto más nerd imaginable, pues, ¿ningún varoncito responsable pensó en la integridad de esas chicas?, casos hay para enumerar de que alguien con mal humor entre a empellones y las agreda). 2, Vagos porque se valen de cualquier argumento para sortear y evadir sus responsabilidades como estudiantes, su filosofía de San Marcos no se vende o que vamos a la lucha o que la PUTA MADRE QUE LOS PARIÓ DEBERÍA IR A LA CÁRCEL POR ENEGENDRAR GUSANOS COMO USTEDES (hablo de ustedes, revolucionarios de frazadas pulgosas y arengas apátridas), y no conformes con vagar ustedes pretenden que estudiantes responsables, que trabajan, que sortean el hambre y el cansancio para cumplir sus labores tengan que perder el tiempo por su capricho. Realmente miserable, pero que se puede esperar de ustedes, siguen una generación tan estúpida como los genes que heredaron de sus padres.
Revolucionarios de frazadas pulgosas y arengas apátridas ...pretenden que estudiantes responsables, que trabajan, que sortean el hambre y el cansancio para cumplir sus labores tengan que perder el tiempo por su capricho.
Un poco de historia, niños acéfalos:
Una idiotez semejante a su elucubrada campaña de “no a las vías de tránsito agilizadas” (o en su ignorante estilo: “no al by-pass”, que risa) ocurrió hace unos ocho años si no me falla la memoria. Se iba a construir la Facultad de Administración (la que está al lado de sociales) y para eso se iba a tomar zona que se utilizaba para prácticas de arqueología. Los reclamos fueron largos, pernoctaron con ron en las mochilas (porque eso buscan estos vagabundos, tener una excusa para sus nefandas costumbres), interrumpieron clases, hicieron pintas y toda abyección imaginable en un gusano revolucionario (de esas mulas que creen que a base de sahumerios, emanaciones de mercurio y arengas sépticas pueden revivir a Mariátegui y al Che Guevara) y ¿que creen? ¡Obvio! La facultad está ahí, los revolucionarios de entonces son los revolucionarios de ahora porque nunca terminaron ni terminaran la carrera.
En cambio, la gente que se dedicó a estudiar mientras estas podredumbres urdían sus telas de araña, son ahora profesionales que desde sus áreas luchan por un país mejor, apoyando a la ciencia, a la cultura al desarrollo, no pintando pancartas en papeles de reciclaje y chancando latas y diciéndole compañero a todo mundo, como si no fuera insulto que un aborto nonato te diga compañero.
La síntesis es: dejen que la gente estudie. Si tienen tantas ganas de hacer sus locuras y sentirse héroes, háganlo entre ustedes, las mulas con las mulas, los estudiantes con los estudiantes, no se mezclen, hagan sus versiones baratas de aquelarre entre ustedes. Digan que diez personas son todo San Marcos en la lucha (10 personas, si es para reírse), hagan sus banderolas, lleven sus frazadas piojosas y sigan jugando con sus papeles reciclados, pero entre ustedes ASNOS, entre ustedes HIJOS DE UNA MALA FECUNDACIÓN, entre ustedes PROYECTOS FALLIDOS DE SUBVERSIVOS.
Dejen de tomarse atribuciones, o la gente se tomará atribuciones sobre ustedes y no les será nada agradable enterrarse en la cloaca de la que nunca debieron salir.
Si tienen tantas ganas de hacer sus locuras y sentirse héroes, háganlo entre ustedes, las mulas con las mulas, los estudiantes con los estudiantes, no se mezclen...Digan que diez personas son todo San Marcos en la lucha (10 personas, si es para reírse), hagan sus banderolas.
Sin embargo, que nadie se sorprenda, estos ignorantes harán caso omiso a este correo. Se les escarapelarán los vellos del cuerpo al nadar en el lodazal de su miseria anímica pero nunca aceptarán que uno tiene razón, porque para ellos la razón es suya. No importa, sería mucho pedir que un perro hable, igual es mucho pedir que estos engendros razonen. Pero, lo entiendan o no, dicho esta, para quien quiera aúnarse y restregarle en la cara la podredumbre de su genética fallida a estos adoradores del Mariátegui de oro y las frazaditas que son hurtadas de sus pasillos para trapear los pisos.
P.D. Las obras para agilizar el trafico en Venezuela y Universitaria están planificadas y en vías de construcción. ¿De veras creen que los ingenieros y el alcalde y los arquitectos y los millones invertidos van a ponerse a favor de la causa de un grupúsculo de pústulas con delirios de grandeza? Por favor bajen de su nube y vuelvan a la realidad.
Ofensivo, es verdad, pero ya agotan la paciencia de la gente que de verdad lucha por crearse un futuro.

7 comentarios:

topacio dijo...

Las opiniones discordantes ante está situación crecen con los años y me alegra, la toma de las facultades y/o ciudad universitaria son medidas arbitrarias e ineficaces, ya que la prensa ni da coberura - porque ya dejó de ser novedad - ni la sociedad la toma muy en serio - es cierto, es un estereotipo ganado a pulso el ser hacedores de tomas -

Lo que los ingresantes - son los que más participan, por la efervescencia obviamente- no notan es que los que te hacen perder el tiempo conminándote a que se unan, porque si no lo haces tus compañeros te dicen anarillito con la peor intención, son los futuros candidatos a CFD - ese lastre que en 4 años de carrera no le he visto utilidad alguna - y tercio estudiantil.

¿Y porque derecho nada más?, si el viernes tenían planeado tomar la universidad.
Ayer a las 6 de la tarde un grupo más minúsculo de lo que me imaginaba estaba reunido cerca a los muros derrumbados, restos de árboles que habían usado para hacer fogata, al mejor estilo campestre, ente otras cosas.
Un grupo tan reducido no puede tomar la universidad, entonces, como siempre , apuntaron a la facultad con mayor influencia política , llevamos siempre altas concentraciones de alumnos a las marchas y contramarchas; por éstas razones hemos sido elegidos ayer, otra vez, cómo caballito de batalla, con la aquiescencia de nuestro insigne decano que no pudo dejar sus funciones en la faultad porque los votos para su elección como decano del CAL no alcanzaron a su contricante.

Es reprochable que se quite espacio verde a nuetra ciudad y todas sus consecuencias indeseables, pero porque no sé insiste a la misma entidad encargada del proyecto , porqué en los medios d ecomunicación no sé enfatiza el impacto ambiental, las tomas no comunican el mensaje que se quiere transmitir, perdemos clases y nuestra reputación cómo decana de América.

Me llama la atención que ninguno de los participantes de esta medida de fuerza haya respondido este mensaje,en sus conciencias sabrán que ésa es la verdad.
Por mi parte te doy mi apoyo con este comentario

Anónimo dijo...

Creo que es cuestión de tiempo que los estudiantes se organicen para desplazar a esa minoría. Todo depende que los estudiantes se animen porque las condiciones ya se estan dando.

alternativo dijo...

Muy bien, Alvaro Felipe, te desahogaste con tu post cargado de insultos y una que otra grosería, y después de eso, qué propones?, al parecer tu tendencia es inclinarte ante lo que digan las autoridades y decirles “sí señor” a todo. Creo entender que lo que pretendes decir es que oponerse a la mutilación de San Marcos y proponer la reformulación del by-pass es “ponerse a favor de la causa de un grupúsculo de pústulas con delirios de grandeza”, entonces queda claro que tu posición es que se mutile el campus y que las obras sigan sin ninguna modificación. Debo decirte que yo me opongo a la construcción de la “oreja” del by-pass, y a que se derribe el muro de la Venezuela, y no soy ninguna “pústula con delirio de grandeza”. Con tu comentario, en lugar de tratar de encontrar puntos medios o equilibrios, lo que logras es polarizar más a los estudiantes, haciendo que se vayan a los extremos, que ahora tienen su color, sea el “rojo” o el “amarillo”, cosa absurda, por lo demás.

Yo tampoco estoy de acuerdo con la toma de las facultades, yo también trabajo durante el día y llego a estudiar en la noche, y no me gusta encontrar mi facultad cerrada. Yo también tengo aspiraciones, quiero continuar con mis estudios, concluirlos con éxito, y lograr superarme personal y profesionalmente. Pero también soy conciente de los problemas que aquejan a mi querida alma Mater, y el asunto del by-pass es un problema actual, vigente, que nos compete a todos, quieras o no.

Es debido a las presiones de los estudiantes, que el rectorado emitió una Resolución el pasado 30 de abril, anunciando el inicio de las negociaciones para la reformulación de las obras en lo que se refiere al anillo vial de Venezuela-Universitaria, y a la reducción de los carriles de la Av. Venezuela. Te fijaste?, es el propio Rectorado el que propone la reformulación del proyecto. Te parece que el Rectorado también forma parte del “grupúsculo de pústulas con delirios de grandeza”???. A mí no me parece, más bien esto quiere decir que las propias autoridades universitarias se han dado cuenta que el proyecto de la Municipalidad puede ser reformulado y mejorado, no estamos todavía ante hechos consumados, todavía se puede conversar.

Ahora bien, lo que yo propongo, modestamente, es que en este momento se suspendan las medidas de fuerza adoptadas por algunos grupos de estudiantes, como toma de facultades, hasta que se conozcan los resultados de las negociaciones entre el Rectorado y la Municipalidad. Esperamos todos que los resultados de dichas negociaciones dejen conformes a todas las partes involucradas, tanto a las autoridades municipales como universitarias, y a los estudiantes.

PD: Sobre el caso de la facultad de Administración que mencionaste, siempre he sido de la opinión que está mal ubicada, yo no estuve de acuerdo con su construcción en ese lugar, se perdió un área importante para prácticas de los alumnos de Sociales, como tú mismo lo recuerdas. Podía haberse construido por donde está ahora la facultad de Psicologia, por ese lado de la Ciudad Universitaria hay un montón de espacio, pero bueno, ya son hechos consumados. Yo no sé que tienen las autoridades contra las áreas verdes. Ahora mismo, se ha llenado de cemento el área verde que existía entre las facultades de Derecho y Economia,…. para qué?.

Anónimo dijo...

Cito a Denegri. Los seres humanos tenemos el derecho de opinar, pero también el deber de no decir estupideces. Lamento mucho la situación. El comentario anterior ya resumió casi todo. Es cierto hay estudiantes. Rojos, verdes, blancos, celestes, etc. Es San Marcos. Lo malo es la desinformación o escribir bajo el dictado de Mariátegui. El nieto, claro, no el Amauta. San Marcos no es una jungla. Abajo los adjetivos. Prefiero el verbo.

butacadecarlos dijo...

De acuerdo con alternativo y con el último anónimo.
Solo una cosa más. Ese "grupúsculo de pústulas con delirio de grandeza" hace lo que hace porque gente que piensa distinto a ellos (y aquí inclúyase el que crea necesario) no tiene la APTITUD NI ACTITUD, ni lo que tienen las gallinas, para rebatir esa retórica setentera que hace tiempo vuela por los pasillos de sociales.

Anónimo dijo...

Nadie puede cambiar el modo de pensar de nadie. No es un tema de APTITUD ni de ACTITUD el decirte que estas equivocado y convencerte de que yo estoy en lo correcto. Lamentablemente nuestra sociedad esta malacostumbrada a trabajar ante el golpe, a ir temprano al trabajo despues del descuento en el salario, a estudiar despues de desaprobar, a portarse bien despues del castigo. En este caso, el Rector actuó como mejor saben actuar las autoridades en este pais: saltando del vagón del costado y diciendo: uy! por alli no era, no?

Anónimo dijo...

El problema central es la ineficiencia de las autoridades al plantear el Proyecto de construcción del by pass, pensaron que un canje de la deuda que San Marcos tiene con la Municipalidad era suficiente y lo peor, se sintieron realizados con ello y que habían tenido un "gran logro", además (como gran cosa) decía un asesor de pacotilla "nos van a dar un terreno en otro lugar, la ciudad universitaria podría quedarse solo para el posgrado", ese individuo debe tener un par de neuronas mal conectadas, cuando le oí me dije: "esto está peor de lo que pensé, en qué irá a terminar" y está terminando muy mal. El lunes 30 de junio, llego a la Universidad por el lado de la avenida Venezuela y lo que vieron mis ojos fue realmente desolador, no pensé que me afectaría tanto, los muros derribados y mi querida universidad expuesta a la rapiña y al pillaje de propios y extraños, no pude contener las lágrimas y avancé a duras penas hasta mi Facultad.
Queridos alumnos, quien escribe es una docente sanmarquina, es cierto, molesta que un grupo de alumnos tomen una facultad, eso tiene un solo efecto: atrasarnos, pero también es cierto que la dignidad de la Universidad que todos queremos ha sido mancillada, y en este momento debemos permanecer unidos. La Municipalidad de Lima no ha cumplido su parte, los muros internos no fueron construidos, se intentó pero algunos alumnos no los dejaron, por lo tanto no tenían que derribar los que nos resguardaban. Tampoco tiene sentido ceder tanto terreno al by pass de la discordia, si al terminar el estadio se va a formar un cuello de botella impresionante porque ni el Liceo Naval, ni el Hospital Naval van a ceder ni un centímetro. Lo que queda claro es que la racionalidad no es amiga de la prepotencia y esa es una característica del actual alcalde de Lima.
Pensemos de manera institucional, cuando lo logremos entenderemos mejor las actitudes y podremos plantear propuestas.