jueves, 20 de marzo de 2008

Carta del Dr. Luís Piscoya al Consejo Nacional de Educación sobre la Evaluación Docente

El autor supera el enfoque superficial en la que han caido los medios de comunicación y muchos políticos. Asimismo, contiene una reflexión entorno a la ausencia de criterios técnicos de parte del propio estado, los nuevos clientelismo del Ministerio de Educación y la burocracia que esto genera.
Su conclusión no es para menos: El Consejo Nacional de Educación debe recomiendar al gobierno la dación de la "Ley de emergencia nacional para el sector educación" que permita reestructurar el sistema de formación docente, lo que indirectamente llevaría a una transformación de las facultades de educación y por ende, a un reforma universitaria.
Aqui la carta del Dr. Luís Piscoya dirigida al Consejo Nacional de Educación, entidad de la cual es miembro:
Ley de Emergencia Educativa
Estimados consejeros:
Los resultados de la evaluación del 09 de marzo han dado lugar a titulares impactantes en la casi totalidad de los diarios de Lima. Tomando como referencia un universo de 183118 docentes más del 95% habría obtenido notas inferiores a 11 en puntaje vigesimal, y sólo el 0.082% habría obtenido un puntaje igual o mayor que 14. La diferencia entre estas pruebas y las aplicadas en enero del 2007 sería que han dado un margen a la especialidad del docente pero no considerando una clasificación científica sino áreas difusas del currículo nacional de formación docente. Los resultados obtenidos son muy semejantes en términos de porcentajes a los obtenidos a partir de la evaluación de marzo del 2002.
Las tendencias del rendimiento de las regiones también guarda una relación muy estrecha y sorprende nuevamente que Loreto con menos de un millón de habitantes haya logrado 38 profesores con puntaje igual o mayor que 14 mientras que Lima y Callao con 8 millones de habitantes haya obtenido solamente 60 con puntajes iguales o mayores que 14. En efecto, en la evaluación 2002 los docentes de Iquitos obtuvieron las más altas calificaciones en las pruebas de Matemática, Comunicación, Ciencias Naturales y Educación Física. En términos de diagnostico los resultados actuales permiten deducir que las pruebas del 2002 dieron una imagen de la formación docente que justificaba investigaciones especificas adicionales para tomar medidas que fueran a las causas de este deplorable estado de cosas.
Lo más grave es que los periódicos y quienes tienen opinión en ellos comentan el fenómeno o la sintomatología pero no las causas. En la medida que en el campo social el análisis causal implica responsabilidades personales e institucionales, resulta inteligible que no interese penetrar en las causas a la burocracia que maneja el MED desde hace 25 años, a las ONGs que se han beneficiado con la tercerización de la capacitación y a los círculos de la "cooperación internacional" que han dirigido y evaluado generosamente a los fallidos PLANGED y PLANCAD a costo de una voluminosa deuda externa.
Las pruebas aplicadas por esta administración no las conocemos directamente por la falta de transparencia que caracteriza al gobierno y al MED, sin embargo algo sabemos de ellas:
  1. No se han calificado anónimamente como es necesario para garantizar la imparcialidad en los puntajes. La posibilidad de favorecer a determinados concursantes ha estado plenamente viabilizada debido a que el calificador ha podido calificar ad libitum al examinado.
  2. Se ha utilizado un cuadernillo de posiblemente 90 páginas para que los evaluados busquen la sección que les corresponde, lo que es una grave desventaja para responder 233 preguntas en 4 horas. Adicionalmente la prueba psicológica de 133 ítemes, sería el Inventario Emocional BarOn pero el MED no ha especificado ni la estandarización ni el baremo que ha utilizado. Asimismo el contexto de una prueba de competencia es inadecuado para la aplicación de una prueba de personalidad que requiere que el examinado este lo más relajado posible. Un promedio de un minuto ocho segundos por pregunta es un factor de tensión, altamente perturbarador.
  3. La hoja de respuestas contiene un apiñamiento de imágenes que facilita que una persona que conoce la respuesta correcta sin embargo pueda marcar una alternativa incorrecta debido al tamaño microscópico de los círculos.
  4. Las pruebas han sido recogidas para evitar que estén sujetas al escrutinio de los especialistas y de la opinión pública.
  5. Han estado constituidas por 60 preguntas de aspectos generales y en las 40 preguntas restantes no figura ningún contenido específico en materia científica, tecnológica y humanística.
  6. Es también una deficiencia acusada el hecho de que el MED no haya precisado los índices estadísticos de confiabilidad, error estándar, dificultad y discriminación de cada una de las pruebas administradas. Estas especificaciones técnicas más los índices de validez no forman parte del vocabulario de los "técnicos" a los que recurre el MED. En términos comparativos equivale a que el MINSA distribuyera masivamente un medicamento sin tener indicador alguno de su eficacia o de su toxicidad. ´
  7. Sin embargo pruebas deficientes como las que se han aplicado en grandes números algo dicen de un estado de cosas que tiene características masivas muy deplorables. Asimismo si elaboramos mejores pruebas posiblemente la situación seria más dramática de la que tenemos a la vista.
  8. Considero que los resultados de las pruebas LLECE – 1998, de las pruebas PISA – 2001, de las evaluaciones de la UMC 2001 y 2004, de la evaluación docente 2002 y de la evaluación docente 2008 configuran una situación de nuestro sistema de formación docente que justifica actuar sobre las causas estructurales que están enraizadas en el MED por mas de 25 años, en los institutos superiores pedagógicos como periféricos del MED y en las facultades de educación que constituyen los sectores de la universidad peruana con menos seriedad y rigor académico.
  9. En ese sentido propongo que el CNE en su comunicado público de despedida recomiende al gobierno la dación de una ley de emergencia nacional para el sector educación que permita reestructurar el sistema de formación docente cuya institucionalidad, sistema de reclutamiento, sistema de evaluación, currículos y recursos humanos adolecen de un desfase severo para responder a las necesidades del desarrollo, de seguridad y de estabilidad social del país en el contexto de la llamada globalización. Hago esta propuesta con el respaldo de que la fuerza de los hechos ha proporcionado a las tesis que he sostenido desde que se inauguró el CNE, pese a lo irritantes que han sido para casi todos ustedes. Sin embargo, al final de nuestros ejercicios, tengo una esperanza semejante a la de Galileo: finalmente reconoceremos que la tierra se mueve y que no somos el centro del universo.

Saludos.
Consejero Luis Piscoya Hermoza

*Los editores de este blog no se hacen responsables por el contenido y forma de las cartas que nos llegan a sobresanmarcos.blogspot.com

1 comentario:

Floro Triston dijo...

Si, bun articulo, las ong estan llenas de caviares que lo unico que les importa son los sueldos. Que bien que alguen lo haya dicho, lamentablemente Piscoya no es un ejmplo de moralidad. El colaboro con la comision interventora de fujimori.