martes, 1 de abril de 2008

¿Heroismo o Vandalismo?; cuando ser "masa" importa más que ser "argumento"

La idea no importa, el argumento esta de más, la fuerza es lo esencial para cierto sector de estudiantes de San Marcos. El último viernes cientos de estudiantes se reunieron para protestar contra el actual proyecto del bypass. Derrumbaron aproximadamente 800 metros del cerco metálico que rodeaba el campus.
La labor empezó a las 10:00 am y se prolongó hasta las 2:00 PM. Cientos de sanmarquinos se unieron para hacer papilla las planchas de metal que rodeaban la universidad. De a pocos, los estudiantes se iban sumando y reemplazando en la destructiva tarea. Chasquidos y golpes secos se levantavan de San Marcos como señales de guerra dirigidas a un alcalde oscuro y silente que de lejos se enteraba de lo que venía sucediendo. Sus asesores se acercaban al oído para susurrarle: "Son los sanmarquinos".

Lo ocurrido el viernes 28 de marzo refleja la histórica relación entre el estado y la sociedad. Por un lado, una modernidad impuesta a los ciudadanos, sin consulta o dialogando sólo lo necesario para guardar las apariencias. Un proyecto ciego y sordo pero con complejo de autosuficiencia se intromete de la forma más tosca en la cotidianidad de miles de jóvenes sanmarquinos y vecinos. Por otro lado, un sector de la juventud universitaria que encuentra el chancar latón, saltar sobre fierro retorcido y hacer "masa ruidosa" un medio de comunicación con el estado (leáse alcalde de Lima) más eficaz que otros métodos. ¿Y la democracia?, no funciona en estos contextos por ser insípida, impersonal y abstracta.

Para Castañeda Lossio, quien ha demostrado su calaña antidemocrática ahora que las irregularidades de su gestión empiezan a oler a podrido, el problema del bypass es una nube más dentro de la tormenta que tiene. Sus contrincantes han empezado a levantar el tono del debate, siendo un ejemplo de esto lo publicado el domingo en Perú 21 por Gino Costa, quien lo tilda de sufrir el complejo de Adán por sentir "que la historia de Lima empieza con él". Eso no es todo, el fallo del Tribunal Arbitral de la Cámara de Comercio de Lima a favor de Lidercon, ordenando el "reinicio inmediato" del servicio de revisiones técnicas, ha explotado en la cara del burgomaestre.

Hay que resaltar que la violencia en la que incurrieron los universitarios es condenable e inconveniente. Condenable porque es totalmente irreflexiva, lo que contradice el espíritu de una universidad. Inconveniente porque le da pretextos al alcalde de tildar a los que se oponen al bypass de "gente anti-progreso"(no sólo a los estudiantes sino a también a los especialistas). Los jóvenes deben encontrar formas más creativas de participación y expresión si realmente quieren ser escuchados. Con la violencia en lugar de hacer que los ciudadanos se solidaricen con el estudiantado lo único que logran es escandalizarlos y por ende, alejarlos.

A continuación copiamos la nota publicada en el groups sanmarquinos.com, cuyo contenido refleja el concepto de heroismo por parte de un sector de los estudiantes. Para estos, heroismo es sinónimo de hazaña de masas, de valientes unidos bajo un mismo escudo identirario y luchando contra el enemigo, tipo la película de 300. Bélica concepción del rol del estudiante que tienen estos estudiantes. ¿Donde quedan los silenciosos heroes que salen de la pobreza estudiando duramente? Desde esta perspectiva, los "chancones" son egoistas, funcionales al status quo o amarillos (insolidarios con la causa). En todos los casos no serían heroes.
Para un sector de San Marcos, "heroismo" es sinónimo de hazaña de masas, de valientes unidos bajo un mismo escudo identirario y luchando contra el enemigo, tipo la película de 300. Bélica concepción del rol del estudiante que tienen estos estudiantes.
Aqui lo publicado en sanmarquinos.com:


Deseamos extender nuestras felicitaciones a los estudiantes Sanmarquinos, quienes motivados por la defensa del campus de la Universidad del Perú el día viernes 28 realizaron una exitosa jornada de lucha. 1,000 estudiantes lo lograron El viernes desde las 8 a.m. los estudiantes se ubicaron en las puertas del campus para confirmar la medida de protesta ante la invasión del alcalde Castañeda en contra de la UNMSM. Desde las 10 a.m. se inició el derribamiento de las planchas metálicas que la alcaldía abusivamente puso dentro del campus. Esas planchas aislaban varios miles de metros cuadrados del campus, espacios que se perderían para que Emape haga pistas para vehículos particulares. Hasta las 2 p.m. los estudiantes derribaron cerca de 800 metros del cerco metálico.

Durante esas 4 horas de acción, los alumnos se sumaban durante unos minutos y luego por el agotamiento se retiraban, mientras tanto, se sumaban más estudiantes que los reemplazaban. Total, como un millar de estudiantes estuvieron colaborando en el derribamiento del cerco. Durante toda esta faena, abundaron los aplausos de parte de visitantes al campus, de docentes y de trabajadores que apreciaban como se liberaba el campus de la invasión. La Toma Indefinida Sin embargo, el día sábado 29 se observó que operarios con maquinaria pesada enviada por el Municipio de Lima, realizaban obras dentro del campus aún con el cerco metálico derribado, y lo hacían poniendo en peligro la vida de miles de personas.

Ese desprecio del alcalde Castañeda Lossio a la salud de los usuarios del campus, debe tener una natural respuesta: la de una toma total del campus universitario. Animamos a los estamentos de docentes y graduados, y a los trabajadores, a que se sumen en la tarea de hacer exitosa la toma de la UNMSM, a fin de proteger la integridad del campus y así asegurar un medio más que ayuda a la calidad de la educación. Finalmente, volvemos a felicitar el valor de estos estudiantes por la jornada del viernes, donde demostraron que la juventud sabe poner los intereses particulares de lado y unirse para defender causas mayores. Lo que ellos hicieron no fue por egoísmo sino que fue por heroísmo.
*Los editores de este blog no se hacen responsables por el contenido y forma de las cartas que nos llegan.

2 comentarios:

Erick dijo...

te pasaste pendejo... muy buen post!!!

Anónimo dijo...

Es la misma generacion que confunde heroismo con vandalismo y pandillaje. La misma que cree que el resto de mortales, antes de pasar por la vereda colindante a su casa, debemos pagar tributo o 'peaje', de lo contrario nos exponemos a que nos claven un fierro en la garganta. Es la misma generacion que no teme exponer a sus hijos pequenos a las bombas lacrimogenas, con tal de evitar que les quiten lo suyo. La misma que no teme exponer a sus companeros a la accion represiva de los policias. Por eso coincido 100% cuando dices 'irreflexiva', pero creo que va mas alla. Solo porque creas que haces lo correcto no te exime de afrontar las consecuencias de tus acciones...ojala que esos 'heroes' y 'poetas' lo aprendan algun dia, y ojala que no necesiten estar al otro lado para recien darse cuenta.