viernes, 27 de junio de 2008

Sobre la Universidad Los Ángeles de Chimbote



"Los Ángeles de Charlie"
Artículo de César Hildebrandt
Diario La Primera
27/06/08

Los Ángeles de Charlie
La única conquista que no deja penas ni muertos en algún campo de batalla es la conquista de la sabiduría. La frase se le ha atribuido a Napoleón Bonaparte –alguien de cuya sabiduría dudó mucho, como se sabe, el muy irlandés duque de Wellington– pero es, más allá de su origen borroso, una de las que mejor expresa qué puede significar derrotar a la ignorancia.
En el Perú, todos los indicadores estadísticos y sociales ­apuntan a que en la lucha en contra de la ignorancia (madre de la sumisión sin vergüenza, tía abuela del ridículo, hermana de la pedantería) ya hemos perdido varias guerras del Pacífico.La ignorancia es, entre nosotros, un valor en alza, una denominación de origen que debiera ser objeto de patente. Hay una ignorancia internacional cada vez mejor vista, es cierto, pero la que suda el peruano promedio de hoy parece tener un brillo especial y un componente nativo digno de un ensayo aparte. ¿Nos viene de lejos la ignorancia o es el fruto reciente de la desaparición de la clase media y sus valores?
¿Qué tipo de geológica desdicha hizo que la derecha peruana pasara de Riva Agüero a los hermanos Agois, de Prado a Fujimori? ¿Qué lupus institucional puso a Velázquez Quesquén en vez de Heysen y a Aurelio Pastor en reemplazo de Townsend? ¿Y qué velorio masivo tuvo que ocurrir para que a José Carlos Mariátegui le sucediera nadie? La ignorancia peruviana sombrea los periódicos, es la mayor accionista de la TV, se desgañita en las radios, discursea en el Congreso y parece ser un curso obligatorio en la mayor parte de las universidades que cundieron como el dengue hemorrágico cuando Fujimori decretó que la estupidez y el sueño del lucro fácil se juntaran en académico amancebamiento.
De la ignorancia pasmada vino Gilberto Siura. En la ignorancia atorrante milita Saravá. En la ignorancia de buen ver dormita Jaime de Althaus. A la ignorancia escotada llegó la Chichi. Y en la ignorancia armada retoza el general Donayre.Y la ignorancia siempre nos ­asombra con sus nuevas fórmulas y sus descaros imaginativos.
El miércoles último, por ­ejemplo, una supuesta universidad de cartón-piedra y Tongos catedráticos publicó, en la página 11 del diario “Correo”, un comunicado que sólo puede haber sido escrito por gente previa a Gutenberg. Esta “entidad cultural” que imparte enseñanzas que no posee y entrega títulos temerarios “a nombre de la nación” es una que se hace llamar ­“Universidad Los Ángeles de Chimbote”. Imagino que en los Estados Unidos, un país cuya ignorancia en materia de literatura no dejó nunca de sorprender a Borges, habrá una “Universidad Los Ángeles de Charlie” a imagen y semejanza del claustro chimbotano. Y supongo que de allí saldrá el mejor hembraje para el casting de las peores películas B.En fin, que la “Universidad Los Ángeles de Chimbote”, como decía, denunció en su considerable aviso pagado que un remedo suyo pretende confundir a la clientela portuaria usando un alias de persona jurídica sospechosamente parecido al suyo.
Este clon delictivo –sostuvo– se hace llamar “Universidad Privada Los Ángeles”, y/o “Empresa Universidad Los Ángeles S.A.”, y/o “Empresa Universidad Los Ángeles S.R.L”.¡Tres personas (jurídicas) distintas y un solo fraude verdadero! ¡El negocio de condecorar a la ignorancia con títulos impresos en cartulinas doradas se libra en guerras mafiosas! En el aviso de marras, este azangarismo “de estudios superiores” era enérgicamente tildado de fraudulento por la única e irrepetible, la sin par y sin filiales “Universidad Los Ángeles de Chimbote”.
El problema es que para plantear su alegato de autenticidad, dicho “centro de estudios” le enrostró a su malicioso clon comercial el hecho de ser una “seuda universidad”, cómica concesión de género que ignora que el elemento compositivo seudo viene del latín tardío pseudo y éste del griego pseudes (“falso”), vocablo originado en la fórmula verbal pseúdein, que significa mentir, timar, engañar. Seudo (o pseudo) no admite, pues, una versión en femenino y es, además, partícula inseparable de la palabra que califica. Por lo que escribir “seuda universidad” es doblemente neander­thal. O es “seudouniversidad” o son seudoautoridades académicas las que firmaron esa miseria de lenguaje.Y no se trata de un error de imprenta.
La dicha universidad llama tres veces “seuda” a su rival de amores de matrícula. Con lo que no sabemos si se trata de un “pseudocomunicado” proferido por la competencia con afanes calumniosos o de la “pseudogramática” que discurre en las aulas de esta casa matriz tan chimbotana como funcionalmente analfabeta.La “Universidad Los Ángeles de Chimbote” denuncia, en ­otro párrafo, el “contuvernio” (así, con V de venal) de su perversa universidad gemela con “algunas malas autoridades políticas y judiciales”. Claro que no dice nada de su propio contubernio con el ejercicio de la trata de diplomas profesionales.
Porque eso sí: esta joya de la cultura peruana fujimorista se encarga de enterarnos a viva voz que ella sí cuenta con la autorización de la Asamblea Nacional de Rectores, la bendición del Consejo Nacional para la Autorización y Funcionamiento de las Universidades y la confirmación en eco de sus derechos judiciales, saneados en varias instancias de la judicatura chimbotana. La ignorancia en el Perú es un tsunami de dimensiones indonesias y este columnista propone que el 666 sea incorporado al escudo nacional. Al fin y al cabo dicen que es el número de la bestia.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Podra tener mayor sentido, comentar el escrito del Chato en el Blog del Chato?,¿tiene?
Es un articulo de segunda mano de un bloger q no lo comenta

Mikoy

Anónimo dijo...

Considero que lo expresado por Cesar Hildebrandt es claro y contundente, en relacion a gramatica, formas y mascarillas que se le trata de dar, cada quien a su favor.

Pero en el fondo del asunto, es muy cierto mencionar que la verdadera Universidad creada y respaldada por la Ley N° 24163, del 10-06-85 aprobada por el CONGRESO DE LA REPUBLICA y promulgada por el Presidente de la República Arquitecto Fernando Belaunde Terry, y también lleva la firma del Ministro de Educación Dr. Andrés Cardó Franco, en la UIVERSIDA PRIVADA LOS ANGELES DE CHIMBOTE - ULA, y ya es hora de que se resuelva este asunto, porque al margen de todos, y de ambos casos, los perjudicados son los alumnos, que con el esfuerzo y dedicacion de los padres, hacen el gastos de estudios de sus hijos, quienes a los largo de 5años luchas, sacrifican y esfuerzan para lograr un grado academico que los permita insertar en el ambito laboral y poder surgir como humanos y peruanos.

Es hora en consecuencia, que la ANR, MINEDU, Estado y demas involucrados resuelva este asunto y que en todo caso, autoricen a ambas universidades y se les brinde la garantia a los alumnos.

La calidad profesional de un ser humano, no se da porque esta en una universidad de provincia o "LIMA" son realidades sociales distintas y no deben de ser excluidos los profesionales de provincias, hay muy buenos y capaces profesionales provincianos, y como se ultimamente, hay drogadictos, enfermos mentales, suicidad, asesinos y demas lacras, que han sido alumnos de grandes "UNIVERSIDADES DE PRESTIGIO".

Pedirle al Sr. Hildebrandt, hace un analisis del fondo del asunto y no de la forma de expresiones y verbos. Para ello ubicamos a su hermana y lo solucionamos.

Un servidor

Anónimo dijo...

No hay peor ignorancia de quien se ostenta conocer lo "común desconocido" o peor aún el ávaro del conocimiento que destruye las oportunidades, prefiere una élite dominante sin escrúpulos cuyos genes proliferan por "unversidades señoronas" que se atomizaron con el poder desde nuestra república. De que ignorancia habla si toda ella es producto de evolucion y todos evolucionamos, no podemos dividir a nuestro mundo en sabios e ignorantes.
Basta ya de jactarse desde "la cumbre donde estoy" con poses infantilistas "yo se, tu no sabes". Sólo le digo a césar y relea su juventud impetuosa sopesada con la decrepitud de su vejez.¡Salud amigo sabio!

Anónimo dijo...

En el Perú, quien crea Universidades es el Congreso de la Republica y la refrenda el Presidente de la Republica. La ANR,no puede crear una universidad, solo puede dar los carnet universitarios a las universidades reconicidas por ley; y la ley Ley 24136 dada por el Congreso de la Republica el 12 de junio de 1985 crea la Universidad Privada Los Angeles de Chimbote"La ANR, ya fue notificcada y multada por el Poder Judicial.

Anónimo dijo...

Yo creo por experiencia propia que la que se dice es la original, no es más que una universidad que se llena los bolsillos ya que en algunas de sus filiales en Lima no le interesa la calidad de estudio más bien llenarse los bolsillos aprovechandose de los jóvenes que desean estudiar salir adelante y que en la filial de San Juan de Lurigancho se cometen irregularidades con el sistema de estudio, falta de coordinación y creo que éstas universidades sólo se dedica a llenarse los bolsillos mas no le interesa que los alumnos tenga una educación de nivel .

Así es que la que se dice es la original ,la predilecta lo debería de demostrar brindando una educación de calidad y no haciendo gastar el dinero y sobretodo el tiempo perdido . Eso nadie me devolverá . Ojalá que halla inspecciones a ésta universidad (ULADECH) ya que sólo estafa a los jóvenes con ganas de estudiar y salir adelante.

Franklin Medrano Díaz dijo...

Es una pena saber de la denuncia que usted hace.
No obstante, hay un tema que nadie aqui ha tocado y es el referente al Decreto legislativo 882 promulgado en 1996 que permite la universidades-empresa, es decir con fines de lucro.
Ahora los dueños de esta nueva especie de universidades son poderosos y muy influyentes entre los políticos.
Por ello, es muy complicado que un sector de los políticos por generación espontánea quiera regular la calidad de las universidades.
Se debe primero visibilizar el problema social en los medios, me parece. Est blog intenta colaborar en ese sentido (aunque sea con un granito de arena).
Nunca nos callemos estas cosas
Saludos

Anónimo dijo...

Estuve viendo los comentarios respecto a la situacion de ésta universidad,y quisiera dar mi opinion.
Al respecto, si bien es cierto lo que mencionan algunos en este blog sobre la legitimidad en la creacion de la "Universidad los Angeles de Chimbote" cabe resaltar que ello no lo priva de responsabilidad frente a la ciudadania en general y a la ley en especial. Asi es, esta supuesta casa de estudios, que por cierto no merece la mención pero lo pongo para fines didacticos, tiene muchas promociones negociadas; asi como lo digo, negociadas, ya que quienes estudian ahi no son alumnos regulares, como si lo son los de otras universidades,sino pasantes de agua tibia porque esa es la política de esa Universidad: sacar la mayor cantidad de promociones y ser mayoria sin importar lo que salgan de sus aulas, sino darse a conocer por la cantidad de egresados, asegurando a los jovenes y a los no tan jovenes(que dicho sea de paso son mas del 50%) que con poco pueden ser mas, lo cual es una absurdo y estupido a la vez.Como podran advertir esa politica consiste en pagar al jurado para que sea lo que hagan sus bachilleres,digase tesis(si que han aprendido a hacerlo)o expedientes, tengan de inmediato su titulo.
Continuando con lo que mencioné inicialmente, la Universidad Los Angeles de Chimbote no merece inmunidad por tener el visto bueno de las autoridades, ya que como pude apreciar, y haciendo honor a su nombre, eran los angeles de los estafados de la ULA, ya que los recibían a todos, convirtiendose en un negocio redondo. Esta claro que estamos ante un negocio, uno que vende cartones para que se configure la mediocridad, la incapacidad y la negligencia, pues: quien se atreveria poner su seguridad en semejantes,no se... acaso ¿profesionales?.Por otro lado, las diferencias entre una Universidad o Universidades de Lima se puede notar justamente por lo que acabo de mencionar, por la forma en que se llevan las cosas, asi mismo, por lo que se necesita para ser profesional, por la dedicacion y capacidad que se va adquiriendo en las aulas de universidades, con docentes de calidad profesional y moral y la experiencia que se gana en las entidades donde se practica, todo eso convierte a un buen profesional. Finalmente, el Estado es el mayor responsable,por que segun lo que se puede apreciar en la web, existen muchas Universidades Privadas en el interior del Pais, que buscan la oportunidad de vender sus cartones universitarios,sin observancia del principal interesado por la educacion que debe ser el Estado.

Franklin Medrano Díaz dijo...

Todo lo que usted (último anónimo) narra tiene las características de un problema social.
Lamentablemente no existe un sector político que aborde y ponga el tema en la agenda.