jueves, 5 de febrero de 2009

Copy-past "San Marcos da asco"

Otra vez (desde su blog), Álvaro Felipe ametralla contra todos aquellos "sanmarquinos" violentistas. Difundo este post porque considero refleja el rechazo de la gran mayoria de los egresados de San Marcos, incluyéndome.


por Álvaro Felipe
Ya cansa ver a tantos imbéciles sanmarquinos comportándose como ratas, como pandilleros y delincuentes. Ya harta escuchar los estúpidos argumentos de estos vagos para justificar su postura delincuencial. ¿Qué espera la policía para poner mano dura? ¿Quién le ha engañado a este manojo de desadaptados haciéndoles creer que San Marcos es su casa? ¿Desde cuando la universidad es la casa de alguien (en sentido figurado es una casa de estudios nada más), y menos aún de pandilleros que deberían estar en prisión y no ensuciando la reputación de San Marcos y agrediendo a vecinos y comerciantes que nada tienen que ver con sus frustraciones emocionales?
Este jueves 29, los pandilleros de San Marcos, aburridos de los estudios volvieron a comportarse como ratas y se enfrentaron (encapuchados y con piedras en las mochilas) a la policía. ¿Su excusa? Pues según ellos, San Marcos es su casa y la cosntrucción de las nuevas pistas y del anillo víal es entrometerse en su casa. Y yo vuelvo a lo mismo, ¿desde cuándo San Marcos es casa de delincuentes? (notas de Peru21, Correo y La Primera)
A la mierda el derecho de la gente a transportarse, a la mierda la solución al espantoso tráfico de Lima, a la mierda los comerciantes y vecinos que salen afectados por culpa de estos delincuentes, a la mierda los estudiantes de verdad que van a forjarse un futuro, a la mierda los egresados que van a realizar trámites de titulación, a la mierda los profesores que deben hacer malabares para cumplir con su programa por culpa de las suspensiones de clases, a la mierda el futuro del país que pide a gritos profesionales de verdad para salir del subdesarrollo. A la mierda todos, yo soy una rata, un habitante de cloaca que porque leí dos párrafos de Mariátegui y de Marx me alucino culto y alucino que las ideas de hace dos siglos son aplicables a la realidad actual y como no tengo argumentos ni nada mejor que hacer le lanzo piedras a la policía y me cago en el derecho ajeno.
Eso son, simples vándalos, simples don nadie que necesitan atarantar a cachimbos con su retórica apolillada y sus ínfulas trasnochadas de mártires. Para quien aún no lo sepa, las obras comenzaron a hacerse por un pacto firmado por la Municipalidad y la Universidad San Marcos.
¿Si no por qué la única forma de protesta que encuentran es el vandalismo en vez que la vía legal? Obvio, porque por la vía legal no tienen fundamento puesto que las obras llevan años de planificadas y acordadas con el consejo universitario.
Eliminarán un parque (que aparte del bien ecológico que representa, solo sirve para sanmarquinos fumones, borrachos y parejas calenturientas —no me vengan a mí con cuentos— y eso es lo que les duele más) para construir el anillo vial pero a cambio la Municipalidad hará obras de remodelación en el campus (que buena falta le hacen a San Marcos, aunque varios delincuentes se desgarren diciendo que no, fíjense que apartados de la realidad están estos pandilleros). Hacia el lado de la avenida Colonial, San Marcos se parece a un basurero (¿alguien tendrá el descaro de negarlo?) y bien pueden aprovechase esas zonas para parques, nuevas facultades y bibliotecas. Pero estos vándalos ya se encapricharon con el parque y quieren jugar a los mártires y arrastrar con ellos a jovencitos que recién ingresan y que poco o nada saben de la realidad del país (porque sus colegios o academias solo hicieron dinero con él, solo le enseñaron a pasar un examen de admisión, no a reflexionar sobre su realidad y su futuro) y que por eso son fácilmente manipulables.
La excusa actual (con la que sorpenden a los desinformados) es que San Marcos está sin muros y que eso es una ofensa a su casa de estudios aparte de implicar inseguridad. En eso estoy totalmente de acuerdo, la imagen de muros derruidos que tiene San Marcos actualmente es para echarse a llorar, pero la verdad a medias es la peor de las mentiras (y es la peor porque dice hechos que cualquiera puede comprobar como ciertos, entonces uno cree todo el resto de la historia pues no sabe la otra mitad de la verdad). La verdad completa es que la Municipalidad derribó los muros porque porque la avenida iba a ampliarse, pero ni bien se derribaron, la misma Municipalidad construyó nuevos muros (y no provisionales, sino con cimientos, fierro y bien estructurados). Estos nuevos muros fueron derrumbados por las ratas sanmarquinas (ojo que no todos los sanmarquinos son ratas, si tú no lo eres, difunde este mensaje y ayuda a limpiar tu imagen y la de tu universidad) aprovechándose de que aún estaban frescos. Si no me creen, ahí están las imágenes (grabadas por los mismos delincuentes —por eso la pésima calidad del video— que creen que hacían algo heroico):
Para evitar problemas (enfrentamientos policías y vecinos heridos, obreros que no pueden trabajar, dinero perdido, comunidad limeña afectada, etc), la Municipalidad derribó los muros de Venezuela de madrugada (repito por enésima vez: amparados en un convenio firmado por la misma Universidad, cuando entenderán eso estos delincuentes) y los vándalos empezaron a derramar lágrimas de cocodrilo por la mutilación-de-su-adorada-universidad y salieron son sus velitas (dizque pacíficos como siempre, ellos) y luego hicieron un ridículo muro (bueno, ellos le llamaban muro a lo que era una cerca de jardín) con alambre espinado y unos palos y hechos unos mártires se plantaron a defender su nuevo muro. Y aquí vuelve la malinformación: quien no conozca lo que está detrás dirá: pobrecitos los alumnos, les derrumban su muro y ellos que ni plata tienen han hecho un nuevo muro en la medida de sus posibilidades para defender su universidad. ¿Que noble suena no? En verdad que sí suena noble y aplaudible, claro, si no te sabes toda la historia que hay detrás.
Repito, si eres un sanmarquino y no quieres que estos malvivientes manchen tu universidad, haz algo. Pero no violencia, no pelees con ellos, no te rebajes a su nivel, distribuye este artículo, usa tu inteligencia. Recuerda que quienes no la usan, son los que tiran piedras

12 comentarios:

Kokyjabn dijo...

Hola Felipe; sobre ese artículod e Álvaro, 8bastante gráfico)se ha originado un debate; pero más allá de ello, lo importante es lo claramente urgente del tema.

En algún artículo mencionas que los alumnos que no están conformes con el actuar violento y malas formas de pretender ser escuchados; y se les llaman la atención por su actitud pasiva; la cual pueda deberse a su inexperiencia, miedo o a su corta edad. Pero dime, que hay de los Exalumnos; los profesionales caso nosotros no tenemos mucho que decir; no podemos hacer algo? creo que si podemos; sobre todo los egresados de San Marcos; ustedes pueden ayudar a orientar a los sanmarquinos con el ejemplo de vida y sobre todo con el vinculo que existe entre Alumnos y Ex-alunnos.

Desde aquí mi granito de arena y que sepan que estoy dispuesto a apoyar:
"Ex-alumnos; la universidad y me atrevo a decir el Perú, los necesita":
http://kokyjabn.blogspot.com/2009/02/la-u-necesita-sus-exalumnos.html

Jorge Baudouin
kokyjabn@hotmail.com

Anónimo dijo...

Estimado amigo, el insulto es el recurso del que no tiene argumentos. Por lo que veo no conoces el real problema; pero si se trata de rechazar actos de violencia, dime cuál es o fue tu posición frente a la violencia sistemática y actitud provocadora de la Municipalidad contra tu universidad.
Qué opinión te mereció, por ejemplo, la violencia de derribar nuestro cerco perimétrico el 29 de mayo, amparados en la oscuridad de la noche.
Tal vez, te hayan convencido eso que dicen que se firmó un convenio, etc, etc; pero resulta que ese convenio lo firmó el rector Izquierdo el 24 de octubre del 2007 -sin autorización del Consejo Universitario- requisito exigido en el artículo 32 inciso c de la ley 23733. ¿Por qué lo hizo el señor Izquierdo?, qué lo llevó a hacerlo, sería bueno preguntarle al principal culpable -el oftalmólogo Izquierdo- de que haya ocurrido todo esto.
El señor Borea, abogado de la Municipalidad, dice que se cumplieron con todos los pasos, falso. Si así fuera, entonces, que muestre la resolución rectoral en la que el Consejo Universitario aprobó dicho convenio. No hay, luego, el convenio es nulo.
El 18 de julio de 1950, mediante Decreto Ley 11451, se adjudicó a San Marcos el actual terreno (71.4 Ha) de su ciudad universitaria. La única forma de perder esta propiedad es por la dación de otra ley y no por convenios marcos firmados por un rector irresponsable.
No obstante, el problema de fondo es que el proyecto está seriamente cuestionado por instituciones competentes como CIL, la UNI y el INC. Los dos primeros informes técnicos "ingenieriles" señalan que el anillo es innecesario y que la rotonda alargada que pasa por debajo de los puentes es suficiente para resolver todos los desvíos hacia San Miguel (mejor dicho al Centro Comercial San Miguel, los principales interesados en el anillo).
El proyecto está mal hasta comenzando por el nombre, técnicamente no se trata de un intercambio vial sino de una intersección vial porque tiene semáforos. Se imaginan, una obra errada hasta en el nombre, pero no sólo eso, sino que la avenida de mayor flujo es Universitaria y no Venezuela; por tanto, los puentes debieron construirse sobre la av. Universitaria y no sobre la av. Venezuela. Sería bueno preguntarle al alcalde, por qué pasó por encima de consideraciones técnicas.
El proyecto está tan mal hecho que hasta en la UNI este proyecto es tomado como ejemplo de lo que no se debe hacer.
Sería bueno que el congreso investigue las obras "monumentales" de Castañeda (puentes voladores) cuando lo técnicamente recomendable son los pasos por debajo del suelo.
Otro tema para investigar es la relación entre los consorcios y la constructora principal. Uno construye y el otro supervisa cobrando el 10 %.
Sin duda hay muchos intereses de carácter económico, políticos, y hast "posibles faenones". Qué hace, qué ha hecho, la comunidad sanmarquina para expresar sus argumentos, poco, casi nada.

Franklin Medrano Díaz dijo...

Estimado Anónimo:
Mi posición es que la violencia y prepotencia no se combate con violencia y prepotencia. Si la universidad tiene al INC y al colegio de ingenieros y el convenio tendría serias irregularidades. ¿Por qué caer en la provocación y no realizar otras estrategias?
La reacción violenta de los estudiantes favorece a la Municipalidad porque la pinta como víctima de la violencia de los "vándalos de San Marcos".

Franklin Medrano Díaz dijo...

Hola Jorge
No soy Felipe pero bueno...vale el comentario.
Si leí tu artículo, es buena idea hacer que los sanmarquinos egresados colaboremos en esta tarea de hacer de San Marcos una excelente universidad.
Ya comentaré más al respecto.

Anónimo dijo...

Estimado señor Franklin Medrano:
Soy la persona anónima que escribió en las líneas anteriores; pero mi aclaración no era para ti sino para el señor Álvaro Felipe.
Coincido con usted, yo también no estoy de acuerdo con la violencia, venga de dónde venga, a eso me refiero. Creo más en el manejo de los argumentos que nos dan la razón para la defensa de San Marcos que viene siendo agredida impunemente.
Si bien algunos pueden criticar sanamente la violencia de algunos sectores estudiantiles; otros, simplemente no dicen nada acerca de violencia física y verbal del alcalde Castañeda y los funcionarios de la MML.
La "modernidad de Castañeda" no puede ser el argumento de una obra cuestionada. Esa "modernidad de Castañeda" que no respeta a una institución de educación superior como San Marcos. Referirse a los restos arqueológicos encontrados en un sector cercano al pabellón de química (donde se iba a construir la base para el puente peatonal)como restos de un ceviche que comió el inca cuando regresaba del Callao es un insulto (revisar nota en La República). Tal vez a él parezca una gracia.
Con esos valores, el señor Castañeda aspira a ser presidente de la República.
Sería bueno mantener una posición unitaria en defensa de San Marcos, es cuestión de entendernos un poco.

Franklin Medrano Díaz dijo...

Estimado Anónimo
De acuerdo con usted, los insultos no nos permiten avanzar. Del mismo modo, la modernidad de Castañeda Lossio no es otra cosa que barniz mediático, huérfana de la filosofía que le da sentido a las ciudades modernas.
Un favor, me puede alcanzar el enlace donde figuran las declaraciones de Castañeda Lossio sobre la huaca San Marcos (en el que se refiere a "restos de ceviche").
Gracias

Anónimo dijo...

Estimado señor Medrano:

La nota fue publicada en el diario La República, el 25 de setiembre del año pasado, en la sección SOCIEDAD. El enlace es el siguiente:
http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/2008/09/25/pasadas/13/165635
Saludos,

Franklin Medrano Díaz dijo...

Anónimo, gracias.

Anónimo dijo...

La cultura de Alvaro Felipe es la misma que la de otro tanto de ex sanmarquinos que se sienten muy contentos con la intervención militar y administrativa del delincuente fujimori. Es necesario entenderlo así, y no enojarse con él o caer en la trampa de sus insultos, que se parecen a los de Lourdes Alcorta o Martha Hildebrand.

De otra parte desde el estamento docente se rumorea la intencion de trasladar la ciudad universitaria a el terreno que en huaral gestione la municipalidad para la universidad. De ser esto cierto Alvaro tambien saldra a defender el traslado de la ciudad universitaria.

Creo que si Alvaro tomase una posición más consecuente con San Marcos y un poco menos obsecuente con el Statu Quo, quizá pudiera hacer algo por San Marcos, pero como sus intereses individuales son opuestos a la de los estudiantes escribe lo que hemos leído, los neoliberales chicha, que ademas son indivialistas y pragmaticos (es decir delincuentes y corruptos) conideran que como Alvaron ya tienen una cantidad suficiente de egresados sanmarquinos y una opinión publica que avala sus acciones arbitrarias delincuenciales y grotescas.

Por ello creo que es muy dificil apoyar a Alvaro Felipe, lo que si reconosco es que existen muchos Alvaro Felipe.

andre dijo...

Acerca del problema del cerco perimetrico, solo para decir que nadie puede debatir y menos en un entorno universitario, con alguien que usa el lenguaje del hampa y menos para quien se solidariza con ello; y mas aun cuando el primero es un anonimo, que se escuda como tal, y el segundo es un egresado de la facultad de Antropologia, segun reza en su blog; Ademas repito cuando uno trata con un entorno universitario, existe un minimo de cultura que se refuerza en las aulas , indistintamente de la especialidad que uno esta cursando o de la que ha egresado. Podemos no estar de acuerdo con la violencia de algunos estudiantes universitarios; pero el debate se centra en el problema: el cerco y la violencia. Puesto que soy un egresado y estoy documentandome al respecto no voy ha hacer un comentario por ahora

Franklin Medrano Díaz dijo...

Hola andre:
Discrepo con el discurso de Alvaro Felipe (no sólo con el post aquí copiado). Lo pongo porque es parte de la realidad en un debate porque creo que sólo debatiendo entre los "políticamente correctos" no se llegará muy lejos.
Hay discursos intolerantes en ambos extremos, creo que mejor es visibilizarlos, lo que no quiere decir que este de acuerdo con alguno de ellos.

Anónimo dijo...

Maldita sea miren como esta la universidad ahora el cerco es una vergüenza, primero contenedores ahora un malla de metal. Esta horrible, terrible y peligrosa. Triste.