sábado, 14 de febrero de 2009

¿Quiénes pueden solicitar información a San Marcos?

¿Quiénes pueden solicitar información a San Marcos?
Cualquier persona, no se necesita ser sanmarquino ni estudiante universitario para ejercer el derecho a solicitar información de carácter público a San Marcos.

Un cobrador y un chofer de combi pueden solicitar información sobre cuánto cobra y gasta San Marcos por concepto de carnet de medio pasaje (imagen de la Galería de José).

No se necesita ser un líder juvenil (que sonríe de todo) ni una señorita políticamente correcta (que de todo se indigna) para solicitar información sobre la gestión de San Marcos. Un cobrador de combi, ese contemporáneo tuyo al que menosprecias por "mal-educado" puede presentarse en mesa de partes o alquilar internet en una cabina para pedir información al rectorado. De este modo, este ciudadano, del cual solamente se habla para rajar, puede pedir información sobre cuánto dinero cobra y gasta San Marcos para la repartición de los famosos carnets infalsificables de medio pasaje. ¿Cuánto dinero circula en este negociado mientras los transportistas no la ven?

El derecho a solicitar información a San Marcos también puede ser ejercido por alguien de la PUCP. Sí, aunque a muchos chauvinistas les duela, el carácter público de la universidad obliga a ésta a ser transparente con todos. Un joven de Derecho o de Ciencias Sociales de la PUCP puede solicitar información al rectorado sanmarquino como parte de un informe sobre la situación de la ley de transparencia en las universidades públicas, esto en forma directa y sin necesidad de "usar" a los sanmarquinos para pasar piolas.


El comedor de San Marcos no se salva de la transparencia, tampoco las Residencias Universitarias (la de ciudad y cangallo). Un grupo de estudiantes de la U. del Pacífico, esos que se mueven en auto propio y tienen tres apellidos, pueden solicitar información al respecto para hacer un "modelo de gestión" más eficiente que reduzca las "filtraciones", permita una mejor inversión de los "recursos escasos" y sirva para su aplicación en las 35 universidades públicas del país.
Los actores pueden ser también sanmarquinos, un frente de estudiantes puede organizarse y solicitar información para posicionarse políticamente. En fin, las permutaciones son infinitas, un grupo de egresados de la U. de Lima puede formar su ONG y vivir haciendo reportes sobre la transparencia en las universidades públicas. También la Federación de Choferes del Perú (FECHOP) puede pedir información a la universidad con la finalidad de lograr beneficios para sus representados. Cualquier persona puede pedir información, como forma de ganarse la vida o para hacer política. Es derecho de todos.
Por ello y para ponernos menos serios, podemos decir sobre la transparencia lo mismo que dice el comercial de Vinifan donde salen niños de diferentes procedencias pasándose libros para graficar que "todos usan Vinifan". Todos, "chinitos", "blanquitos", "negritos", "cholitos", podemos solicitar información a San Marcos. Mejor pongamos el video para hacer memoria.


Así como el comercial dice: "...mismo libro usando Pepito, después Anita, después Luchito...!" podemos decir: "...misma ley de transparencia usando Carlitos, después Erickcito, después martincito, después Franklincito... y asi sucesivamente". Todos podemos promover la transparencia a San Marcos, no necesitas formar tu ONG o ser capacitado por una, ni tampoco tener aspiraciones políticas o ser un alucinado que se ve como el próximo presidente del Perú. Sanmarquinos y no sanmarquinos, están invitados a solicitar información a esta universidad. Sean bienvenidos en esta labor de hacer de San Marcos una institución que brille por su transparencia.

2 comentarios:

elvanguardista dijo...

el del tema del acceso a la información es fundamental para la construcción de un escenario informado, serio y libre.

En la PUCP, te recomiendo leer el blog de la Asociaciòn de estudiantes a la que pertenezco, los consejeros universitarios que son autoridades, conforme a la ley universitaria, y al estatuto de la PUCP, no pueden siquiera pedir las informaciones con las cuales deberian organizar sus protestas. Con lo cual, si una autoridad no lo hace, por desidia o por ignorancia, buena es la idea que podemos hacernos sobre como andaran los demas...

el tema del acceso a la informaciòn, sin duda tiene mil vericuetos, y debe ser contrapesado de cara a otros valores (por ej. a la PUCP cualquier ciudadano le puede requerir x informaciòn, pero es claro que la PUCP, por ser privada, puede no darsela... aunque a mi no termina de convecerme dicho escenario de cosas... en la medida que es privada, si, pero presta el mismo servicio publico que San Marcos, o cualquier nacional, con el respectivo refrendo de La Naciòn, en los titulos que expide, con lo cual, tan privada no es...
en fin, a ver si iniciamos algun debate que incendie la pradera...y logre cosas EN SERIO!

un abrazo,

m.

Franklin Medrano Díaz dijo...

Hola Martín:
Tus preocupaciones me parecen interesantes.
Respondí al respecto: http://sobresanmarcos.blogspot.com/2009/03/titulos-bamba-y-bambeadas-tituladas.html
Espero conversar en algún momento.
abrazos